Conceptualización




Inspirados en la teoría de los seis grados de separación, y en su ahora reducción a cuatro grados, la identidad gráfica de Filum busca conectar con sus clientes, tejer relaciones fuertes. Los elementos elegidos delinean una personalidad social, cálida y natural. El diseño del logo refleja el siempre existente canal de comunicación; su punto inicial, su punto final y por supuesto, el espacio intermedio, ese en el que intervendremos de manera estratégica.